viernes, 5 de abril de 2013

Crítica de “Depredador 2” (Predator 2, Danny Glover, Stephen Hopkins, 1990) por I.D.M.



Ficha Técnica:

Titulo original: Predator 2.
Año: 1990.
País: Estados Unidos.
Duración: 103 min.
Director: Stephen Hopkins.
Guión: Jim Thomas y John Thomas.
Producción: Lawrence Gordon, Joel Silver y John Davis.
Fotografía: Peter Levy.
Música: Alan Silvestri.
Montaje: Mark Goldblatt.
Diseño de producción: Lawrence G. Paull.
Reparto: Danny Glover (Teniente Mike Harrigan), Kevin Peter Hall (City Hunter Predator/Elder Predator), Gary Busey (Peter Keyes), Rubén Blades (Danny Archuleta), Maria Conchita Alonso (Leona Cantrell), Bill Paxton (Jerry Lambert), Robert Davi (Capitán Phil Heinemann), Adam Baldwin (Garber), Morton Downey Jr. (Tony Pope), Calvin Lockhart (King Willie).

Sinopsis:

Los Ángeles, año 1997. El intenso calor y las peleas entre bandas de traficantes colombianas y jamaicanas son el azote de la ciudad, con el detective Mike Harrigan y su equipo encargados de combatir a los carteles. Pero pronto llega a la ciudad alguien misterioso que masacra salvajemente a los delincuentes y a Danny Archuleta, compañero de Harrigan. El bueno de Harrigan no tardará en comprobar que se enfrentará a una especie extraterrestre conocida como “Yautja”…

Introducción:

Tal y como marcaba la hoja de ruta, un mes después de publicar el artículo sobre “Depredador 2” estamos de regreso con “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987). En el artículo sobre la primera entrega comentábamos que la concepción de estos artículos (Calificados por Iván Suárez Martínez como “Artículos Épicos”) se aproximaba mucho en complejidad a la concepción de un libro especializado en la película. En esta ocasión han sido necesarias cuatro personas para terminar este trabajo. Concretamente hemos sido Daniel Rodríguez SánchezMiguel Díaz GonzalezMiguel Ángel Muñiz Menéndez e Iván Suárez Martínez, pero a diferencia del trabajo sobre la primera entrega donde cada autor escribía una sección que era supervisada por mí, la mayoría de secciones de este artículo han sido escritas a seis brazos, solo permanecen escritas por una sola persona las secciones de “Escenas Eliminadas” (Iván Suárez Martínez) y “Evolución Yautja” (Yo Mismo). La crítica ha sido escrita por Iván Suárez Martínez (70%) y Daniel Rodríguez Sánchez (30%) con algunos añadidos míos, el “¿Cómo se hizo?” ha sido escrito en su inmensa mayoría por Miguel Ángel Muñiz Menéndez pero algo más de media hoja es obra de Iván Suárez Martínez y también varias líneas han sido añadidas por mí. La sección de curiosidades es de Miguel Ángel Muñiz Menéndez (90%) y Daniel Rodríguez Sánchez (10%). Inesperadamente la ardua tarea de realizar las casi 70 capturas de este artículo ha recaído sobre Iván Suárez Martínez (También hay más de 40 imágenes que han sido descartadas). La maquetación, como no podía ser de otro modo, ha sido cosa mía. Comento este “Trabajo entre bastidores” de este ciclópeo artículo para que se vea que en nuestro intento por lograr el artículo perfecto sobre “Depredador 2” hemos tenido mucho más difícil la tarea de lograr que el artículo tuviera un mínimo de integridad y coherencia dentro de sí mismo, que no chirríen los diferentes estilos o que lo expuesto por unos no sea repetido hasta la saciedad por otros, aunque realmente ninguno de los participantes hemos podido evitar hablar del “Cameo” del “Alien”. Para finalizar me gustaría comentar que esta película que nos ocupa es una de las adaptaciones más fieles jamás realizadas sobre los cómics de “Predator” y “Aliens Versus Predator” perpetrados por “Dark Horse” escasamente un año antes. De “Predator: Serie Nostromo” (Predator: Concrete Jungle, Mark VerheidenChris Warner y Ron Randall, 1989) adapta principalmente la trama y de “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989) extrae el famoso “Cameo” y muchos conceptos que ayudaron a redefinir a los “Yautja” hasta ser prácticamente tal y como los conocemos hoy. Curiosamente “Depredador 2” es mucho mejor adaptación del cómic de lo que “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004) lo será jamás. Como curiosidad, las siglas de este equipo siguen siendo “I.D.M.” pese a que se ha sumado Miguel Ángel Muñiz Menéndez porque su nombre también empieza por “M” y no quise repetir sigla, aunque para ser más correctos ahora seríamos “I.D. Double M.

Miguel Díaz Gonzalez. Coordinador del especial “Alien Versus Predator Unlimited”.

Crítica:

Tras el éxito de taquilla de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987), poco tardaría en llegar su secuela, con un interesantísimo punto de partida extraído de los cómics de la “Dark Horse”: El traslado de las andanzas de nuestro cazador favorito a un entorno urbano, nada más y nada menos que la inmensa ciudad de Los Ángeles. Y es que en “Depredador 2”, el primer plano no lo puede dejar más claro: vemos un plano aéreo de árboles y vegetación que en un primer momento nos sugiere que continuamos en la selva de Centroamérica donde transcurrían las andanzas de Dutch, su equipo y el depredador. Pero pronto veremos el inconfundible “Skyline” de la famosa ciudad californiana, la cual es otra jungla no menos peligrosa que la de la primera película. “Welcome to the Jungle”, como dirían los “Guns N’ Roses”.


En esta ocasión el director escogido sería el todo-terreno Stephen Hopkins, que venía de rodar “Pesadilla en Elm Street 5” (A Nightmare On Elm Street Part 5: The Dream Child, 1988) la quinta parte de la famosa “Pesadilla en Elm Street” (A Nightmare on Elm Stree, Wes Craven, 1984)  y cuya filmografía abarca diferentes géneros como la acción, el terror, el suspense o el drama, aunque últimamente trabaje principalmente para televisión. John McTiernan, director del primer “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987), no repetiría ya que estaba más interesado en rodar “La Caza del Octubre Rojo” (The Hunt for Red October, John McTiernan, 1990). De igual modo, Arnold Schwarzenegger fue la primera opción para protagonizar esta segunda parte pero prefirió participar en otra secuela, “Terminator 2: El Juicio Final” (Terminator 2: Judgment Day, James Cameron, 1991). Le sustituiría el por aquel entonces exitoso Danny Glover, que venía de reventar las taquillas con “Arma Letal” (Letal Weapon, Richard Donner, 1987) y su secuela.


Lo primero que llama la atención de “Depredador 2” es el peculiar tratado que se le da al campo de batalla que gozará el depredador, Los Angeles. La ciudad está retratada en un futuro cercano, donde impera el caos y la delincuencia por las cada vez más habituales guerras de narcotráfico. A eso hay que sumarle la ola de calor que invade la gran urbe, perfectamente fotografiada gracias a la vigorosa atmósfera recreada y así como pequeños detalles como el sudor que no abandona a los protagonistas en ningún momento, logrando contagiar al espectador con un clima realmente asfixiante. Parece que los realizadores, aunque cambiando el escenario de la acción, hayan querido mantener el ambiente claustrofóbico y agotador de la jungla de Centroamérica donde se desarrollaba la acción de la primera parte.


Los guionistas Jim y John Thomas repitieron labor y volvieron a escribir el libreto de esta secuela. Una vez vista la película, uno se da cuenta que el esquema argumental es muy similar: el grupo de profesionales en el que se centra la acción en busca de la resolución de unos misteriosos asesinatos, cuyo miembro principal será quien tenga un enfrentamiento cara a cara en el último tercio de la película; un personaje que se entromete en las andanzas del grupo quien parece querer el protagonismo de la acción; actos de bandas de dudosa legalidad; y por último un desenlace prácticamente idéntico. Con esto, parece que a los hermanos Thomas se les encargó la realización del guión de esta segunda parte e hicieron una re-escritura con el ya mencionado cambio de escenario como eje.


A favor de la película hay que decir que, aunque haya esas similitudes de guión, intenta olvidarse por completo de la primera parte. Hopkins opta por darle a la película un pulso narrativo totalmente diferente, evitando imitar el ritmo “In Crescendo” de McTiernan. “Depredador 2” se encamina por la acción desenfrenada, con un tono mucho más “Pulp” que su predecesora y estallidos de violencia al más puro estilo “Cómic” logrando que el ritmo no decaiga en ningún momento de la trama.


Los primeros minutos de la película son de lo mejor de la película y toda una muestra del arte de hacer “Cine de Acción” en los ochenta: Prácticamente desde el comienzo asistimos a un carrusel de tiroteos y explosiones extremadamente exageradas, bandas callejeras místicas con las que impera el caos, unos reporteros sensacionalistas que nos recuerdan sospechosamente al Verhoeven de “RoboCop” (íd, Paul Verhoeven, 1987)… Una estética que vista ahora pueda parecer anticuada, pero que reinaba en esas películas de acción que tanto echamos de menos hoy en día. Y además una acción políticamente incorrecta, con esos villanos colombianos y jamaicanos que en la actualidad serían motivo de protesta de asociaciones sin muchas cosas mejores que hacer.


Depredador 2”, por cierto, continuaba con la momentánea “Fascinación” que tenía el Hollywood de aquellos años por los rituales vudús y la cultura de Centroamérica al respecto, como bien demostraban películas de corte fantástico como “El Corazón del Ángel” (Angel Heart, Alan Parker, 1987), “Los Creyentes” (The Believers, John Schlesinger, 1987) o “La Serpiente y el Arco Iris” (The Serpent and the Rainbow, Wes Craven, 1987). Y también títulos de acción como “Señalado por la Muerte” (Marked for Death, Dwight H. Little, 1990). La cual comparte con “Depredador 2”, aparte de su fecha de realización, la apuesta por mezclar ambos géneros. Incluso el villano “King Willie” (Calvin Lockhart) podría intercambiar papeles con el famoso “Screwface” de la cinta de Seagal sin mayor problema.


Stephen Hopkins también acierta en hacer que los momentos gore estén perfectamente repartidos, teniendo aquí una índole mucho más ténebre, gracias al perfecto trato que tiene la fotografía de la vida nocturna de Los Ángeles, azulada y con luces de neón propias de la época. ¿Probable influencia del mentor de Hopkins, Russell Mulcahy, quien empleó a Hopkins como ayudante de dirección en su influyente “Los Inmortales” (Highlander, Russell Mulcahy, 1986)? Sea como fuere, esta fotografía deja algunas escenas para el recuerdo.


Tanto en esta como en la primera parte, se ven ciertos detalles que nos hacen darnos cuenta en la artesanía con la que los realizadores querían impresionar, haciendo del susto no una simple subida de volumen (Recurso utilizado hasta la saciedad en el cine de género actual) sino todo un arte, buscando siempre la forma de aterrar al espectador con una imagen para el recuerdo. Varios de los momentos sangrientos más memorables corresponden al depredador matando a varios de los carteles jamaicanos de la droga en el piso donde previamente se ha desarrollado un sacrificio vudú y el posterior descubrimiento de Harrigan y su equipo de sus cadáveres despellejados y colgando del techo como si de pedazos de carne se tratase. O la cabeza de “King Willie”, convertida en trofeo para el depredador.


El principal inconveniente de “Depredador 2” es su casting. Si bien Danny Glover, que tenía la difícil tarea de sustituir a Arnold Schwarzenegger como principal protagonista, no sale del todo mal parado aunque se vea un poco forzado en el papel. Suya es la misión de encarnar a ese Mike Harrigan duro como una piedra, individualista y que pasa de las órdenes de sus superiores. El problema es que el abanico de personajes de la primera parte derrochaba carisma por los cuatro costados, logrando que el espectador sintiese especial cariño por ellos. Aquí los secundarios no dan la talla, parecen simple relleno. Ninguno hace empatizar y sus apariciones se hacen pesadas y monótonas.


Unos secundarios sin mucho que hacer y cuyos personajes son estereotipos ya vistos en incontables películas, aunque los actores hacen lo que pueden por ser creíbles. Empezando por un Gary Busey ya experto en medirse contra Danny Glover desde “Arma Letal” (Letal Weapon, Richard Donner, 1987) y habitual como villano del “Cine de Acción”. Busey interpreta al Agente Federal Peter Keyes, quien en teoría investiga a los carteles de la droga pero que en realidad busca al depredador. Maria Conchita Alonso era la “Secundaria latina por excelencia” del Hollywood de finales de los 80 y normalmente se ocupaba con profesionalidad de papeles de relleno en producciones como “Perseguido” (The Running Man, Paul Michael Glaser, 1987) o “Colors” (íd, Dennis Hopper, 1988). “Depredador 2” no es una excepción a esta regla y aquí personifica a la agente Leona Cantrell (Nunca un nombre fue tan apropiado para un personaje…), una dura policía aliada de Harrigan que estrujará las pelotas de todo aquel hombre que pretenda insinuársele.


Algo que comprobará en sus propias carnes el detective Jerry Lambert, interpretado por el siempre excelente Bill Paxton. Un detective chulesco y “Sobrado” que sirve como alivio cómico de la historia. El famoso cantante Rubén Blades, quien hizo sus pinitos como actor en producciones diversas, no tiene realmente mucho que hacer como el detective Danny Archuleta salvo servir de víctima al “Depredador”. Otro actor secundario a destacar es Robert Davi, uno de esos casos de actor cuyo particular rostro suena a todos los espectadores que ven las películas en las que interviene pero que no son capaces de ubicar por el nombre. En “Depredador 2” es el Capitán Phil Heinemann. De todos los actores secundarios, resulta uno de los más divertidos Morton Downey Jr. encarnando a Tony Pope, periodista sensacionalista molesto siempre al pie del cañón a la hora de servir carnaza a la audiencia y que recibirá su merecido por parte de Harrigan puñetazo mediante.


Pero el gran protagonista de la película, incluso más que el propio Danny Glover, es el “Depredador”. Al igual que en la primera película, es magníficamente interpretado por el gigante negro Kevin Peter Hall y resulta igual de letal que en el film de John McTiernan, bien sea masacrando a latinos o jamaicanos (Una demostración de que los “Yautja” tendrán sus defectos, pero no podemos acusarles de prejuicios raciales… al menos a la hora de masacrar humanos), bien sea armándola en el metro, bien sea en su enfrentamiento final con Mike Harrigan. También podemos comprobar que también tiene su “Corazoncito” no matando al niño con el arma de juguete en el cementerio o perdonando la vida a Leona Cantrell cuando, a través de su visión de infrarrojos, observa que está embarazada. Ojo a cómo aprende rápido el idioma humano cuando llama “Hijo de Puta” a Harrigan. Facultad que, todo sea dicho de paso, iría perdiendo casi por completo en los siguientes versus y secuelas.


El momento culmen de “Depredador 2” llega con la trepidante media hora final. Desde su comienzo en el matadero donde los hombres de Keyes intentan atrapar al depredador hasta el final en la nave. Resultará evidente que los hombres de Keyes no son rival para el “Yautja”, quedando enfrentado contra Mike Harrigan en un duelo casi interminable con “Falsas Muertes”, los dos rivales colgando desde lo alto de una cornisa de un edificio con Harrigan salvándose de una caída al vacío gracias al disco letal del “Yautja”, persecuciones por el hueco del ascensor del edificio donde se precipita el depredador y el duelo “Mano a mano” dentro de la “Nave Predator”.


Los efectos especiales, cortesía de “R. Greenberg Associates”, están mejorados gracias al aumento del presupuesto con respecto a su antecesora (Casi el doble). Otra vez más Stan Winston realiza un trabajo soberbio en la creación de los “Depredadores” y sirviendo “Gore” de calidad. Vemos al “Predator” en mucho más metraje, con un diseño del traje más complejo y con nuevas armas .En el final, podremos “Visitar” una nave “Predator” para goce del fanático del personaje en la cual comprobamos su estatus como cazador de otras especies aparte de la humana viendo los cráneos que adornan la nave (Entre ellos, y como el “Fan” bien sabe, uno de los “Xenomorfos” la raza “Alien”. Primer aviso sobre “AvP: Alien Vs. Predator” [Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004]).


Un desenlace perfectamente abierto para una supuesta tercera parte, que nunca se llegó a realizar por el inesperado fracaso de la cinta en taquilla. Los 38 millones de dólares de presupuesto no fueron amortizados dentro de Estados Unidos, donde “Depredador 2” recaudó 30 millones de dólares. En el mercado extranjero haría 26 millones de dólares. Unas cifras que nos privaron de ver a los “Predators” otra vez en pantalla grande hasta que la “Fox”realizó “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004), con una clara inspiración de los cómics de “Dark Horse”.


En definitiva, podemos decir que “Depredador 2” es una digna secuela, que intentó compensar la pérdida del factor sorpresa imperante en la primera parte por un añadido de detalles en el entorno de los depredadores. Sin la intensidad dramática de la primera que bien supo imprimir John McTiernan, esta secuela opta por un festín de acción que hará las delicias de los amantes del cine fantástico añejo que no sean muy exigentes.

¿Cómo se hizo?


Resultaba inevitable que se produjera una secuela de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987),  a juzgar por los extraordinarios resultados comerciales cosechados durante su exhibición en cines de todo el mundo y contando los alquileres en VHS. “20th Century Fox” no tardó en dar luz verde a “Depredador 2”, una secuela con la que confiaban en que el éxito de la primera película se repitiese. Aunque finalmente no fue así, como veremos al final del artículo. Y eso que se introdujeron algunas novedades, y no sólo por la no-participación de Arnold Schwarzenegger y John McTiernan.


Los orígenes de “Depredador 2” tuvieron que ver con el hecho de buscar el contexto más jugoso posible en el que colocar a un “Predator” para que hiciese de las suyas. Como comentan los guionistas Jim y John Thomas: “Es 1997. Hay una ola de calor en la ciudad. Una guerra por drogas entre los colombianos y los jamaicanos. La policía intenta intervenir pero no resulta fácil. A los Depredadores siempre les ha gustado la violencia, los lugares peligrosos. ¿Qué pasaría si un cazador extraterrestre y diletante nos cazase como cazamos nosotros? Esa fue la idea original. La primera ocurría en América central, donde había mucha acción militar. 20 años antes hubiese sido en Vietnam o Camboya”.


Los guionistas continúan contando que “Estando en la selva hablamos de las posibles segundas partes. Una de nuestras fantasías era saber cómo quedaría el camuflaje del Depredador en un entorno urbano. ¿Cómo quedaría ante el cemento y el acero de la ciudad?” A este respecto, Stephen Hopkins añade: “Los guionistas habían escrito la primera; así que se sabían la historia al dedillo. No habían acabado el guión cuando me llamaron. Me explicaron la idea. Como todo pasó tan rápido, trabaje a la par con ellos. Hacía los guiones gráficos de las escenas para ver si quedaban bien. Sabían las escenas que querían pero no las habían descrito”. En referencia al hecho de hacer una continuación, Bill Paxton apostilla que “La mayoría de secuelas tienen el mismo problema. Tienden a machacar la misma idea hasta la saciedad”. Hopkins añade que “No es una película de terror. Es una historia de detectives. Tiene misterio, ciencia ficción y acción. Es una mezcla de varios géneros”.


Para el protagonista, Danny Glover, está película “Te hace pensar mucho, te imaginas quien es ese ser extraterrestre y cuál es su forma de pensar”. El productor ejecutivo Michael Levy tiene claro que “Depredador fue una gran experiencia para todos los espectadores porque era un ser magnífico. Lo malo es que transcurría en la selva. Quizá conozcamos la selva por la televisión pero no es parte de nuestra vida diaria, al vivir en las ciudades. Esta película te hace pensar porque muestra los peligros de las ciudades. Muestra adonde podemos llegar si no controlamos la atmósfera, la delincuencia y la violencia callejera. La criatura se da cuenta de que aquí puede divertirse. La ciudad es el marco más salvaje posible”.


El realizador profundiza en las motivaciones del protagonista alienígena: “Es como un palurdo que se va de caza para conseguir trofeos y divertirse. Espera volver a casa con suficientes piezas para impresionar a sus amigos”. El coordinador de especialistas Gary Davis explica que “La ciudad es un lugar más viable para hacer escenas de acción; disponemos de vehículos, edificios y de grandes distancias entre ellos que puede saltar. Saltar de edificios altos a otros más bajos. En la selva solo tenemos árboles y arbustos”. Kevin Peter Hall que interpreta al  nuevo “Depredador”, añade que “Está en un viaje salvaje y no haría lo que hace un Depredador normal; que sería cazar siguiendo las normas. Infringe todas las reglas. Es un chico malo”. Gary Busey señala también que “La historia da un giro. Hay un cambio total en la película. Están cazando a las personas. Ya era hora, es una declaración universal. Pero es una especulación interesante. El medio ambiente… ¿y si hace 43 grados en todo el mundo en 1997?”. Busey continua: “Estos seres extraterrestres tienen un sistema de autodefensa con el que pueden manejarse en cualquier sitio y época. Si se ven acorralados se autodestruyen antes de ser capturados. Mi personaje lo sabe y su trabajo es atraparlo. Tenemos ordenadores con sensores que detectan su calor y posición para averiguar dónde tiene la nave, el lugar donde se alimenta, dónde atacara, cuáles son sus tácticas para acabar con el enemigo, a quién quiere matar… Fuí el artífice de la última misión. Envié a gente de la C.I.A. a la jungla. Por eso perdimos al personaje que interpretaba Arnold Schwarzenegger. Le perdimos nueve semanas después de lo que ocurre al final de la primera parte. Por eso no está aquí”.


El director desvela que “Arnold hizo ‘Terminator 2’, un gran proyecto con uno de los mejores directores del mundo. Fue interesante no contar con él. Eso hizo que fuera una película distinta. Por otra parte, durante los años 30 y 40 la caza era una práctica viril, heroica y no se consideraba perjudicial para el medio ambiente o algo sádico. Las cosas han cambiado Para nosotros en ese sentido. El Depredador en cambio, no lo ve como algo malo. Más bien es una oportunidad honorable”. En cuanto a su personaje, Glover opina que “Harrigan es bastante arrogante, se lo tiene muy creído. Vive en una época conflictiva y dice: ‘Estas son mis calles y quiero saber que está pasando’. Es un tío duro pero con un gran sentido del juego en equipo”. Su compañero de reparto Gary Busey se deshace en elogios hacia él. “Danny es un gran actor. Tiene un gran corazón. Hicimos juntos ‘Arma Letal’ y fuimos juntos a Japón, China y Australia para promocionarla”.


Kevin Peter Hall también tiene buenas palabras para él: “Danny siempre ha sido uno de mis héroes. Igual que cuando trabaje con Arnold. Ves a esos actores y de repente trabajas con ellos. Danny tiene mucha energía, se entrega a su trabajo. Me persigue de verdad. Cuando viene a por mí parece que de verdad quiera cogerme. Ha sido muy divertido”. El propio director se muestra satisfecho de la elección: “Quería trabajar con Danny. Me pareció que si usábamos un actor que no estuviese encasillado en este tipo de papeles pero que tuviera un gran físico, podría aportar algo al personaje que no verías de otro modo”. Bill Paxton añade que “Me ha gustado actuar con Glover. Parecía que estaba viendo la tele. Se centra mucho y es muy metódico”.


En cuanto a Busey, el cineasta Stephen Hopkins desvela que: “Gary había trabajado con Joel Silver en ‘Arma Letal’, así que quería contar con él; lo que me gusto porque es un tipo único. Gary llevaba dos años sin trabajar porque había tenido un accidente en moto bastante serio. Estuvo muerto varios minutos y nos conto como es el más allá”. La guapa actriz María Conchita Alonso explica que “Danny Glover, Rubén Blades, Billy Paxton y yo somos los cuatro agentes que luchamos contra los mafiosos”. Hopkins habla sobre ella: “María me recuerda a una agente que yo conocía y que nos ayudo como asesora en la película”. Paxton también comenta que “María me dijo: ‘No quiero conocerte bien. En la película no nos caemos bien’. Soy su nuevo compañero y tengo reputación de ir por libre. Han matado a mi compañero antes de destinarme aquí y eso le preocupa”.


Rubén Blades afirma que “María es una actriz venezolana, además de cantante consagrada. La conocí hace años cuando trabajaba en la televisión, haciendo telenovelas”. A propósito de Blades, el propio Glover le dedica estas palabras: “Es la segunda vez que trabajo con Rubén y en cierto modo es como mi hermano”. El director se une al actor afirmando que: “Conocía a Rubén Blades como un gran cantante y que ahora es un político con mucho futuro en Panamá. Es muy natural. Fue genial contar con alguien que no te esperabas para ese papel. No todos eran tipos enormes con cuerpos musculosos”.


El cineasta recuerda una anécdota ocurrida en el set: “En una secuencia tuvimos que rodar varios días en el mismo lugar. Estaba amaneciendo y casi habíamos acabado. Faltaba una escena complicada. Teníamos un vehículo con una grúa, la cual llevaba otra grúa encima. La cámara descendía 30 metros y seguía a Rubén por un aparcamiento. Tuvimos que simplificarlo porque al estar amaneciendo, no podíamos filmarlo tal cual. Además tampoco podíamos volver a la localización otro día. Vi que le estaban haciendo una entrevista a Blades. A los actores les entrevistan todo el tiempo. Acaban las entrevistas y vuelven al rodaje. No lo entendía. Se lo dije a mi ayudante de dirección, Josh McLaglen. ¿Qué pasa?, estamos esperando y le están entrevistando. Nadie me respondía; así que lo agarré y le dije: ‘Tenemos que irnos, vamos a rodar’. Me ignoró, no sabía qué pasaba. Le saque de su silla y empecé a hablar de la escena dirigiéndome a él. Amanecía. Grabamos el último plano. Me fui a casa y cuando me levanté para volver a rodar tenía mil mensajes en el contestador. Le había interrumpido en una entrevista en directo. Joan Lunden le estaba entrevistando para ‘Good Morning America’. Estaba en un lío porque había dicho palabrotas delante de millones de personas. Parecía que había abusado de Rubén, que es un icono latino. Recibí amenazas de muerte por teléfono y mi intención no había sido esa. Después de rodar esa noche, Rubén y yo fuimos a un estudio en Los Ángeles. Joan Lunden nos entrevisto desde Nueva York y todo se aclaró”. De hecho, ellos intentaron seguir de coña con la disputa para bromear con los fans acerca de que seguían enfrentados y todo aquello era cierto pero se les aconsejó no seguir porque la integridad física de Stephen Hopkins podría ponerse en peligro, el primero en sorprenderse al descubrir que podría pasarle esto a Stephen Hopkins, fue el propio Rubén Blades.


Sobre otros miembros del reparto, el cineasta cuenta: “Bill había trabajado en un par de películas de Jim Cameron. Es muy divertido y gracioso. Kevin había interpretado al ‘Depredador’ en la cinta anterior, además de otros monstruos en diversas películas. Se paso mucho tiempo embutido en los trajes. Era un tipo único. Estudiaba la forma de moverse del personaje, la mímica. Se movía muy bien. Fue genial dirigir un proyecto que él dominaba tan bien”.


El técnico de efectos de maquillaje John Rosengrant apunta que “Llevo más de 20 años trabajando en el ‘Stan Winston Studio’ y formaba parte del equipo que creó el primer ‘Depredador’. Lo que derivó en nuestra participación en ‘Depredador 2’”. El propio Stan Winston desvela: “En la creación de criaturas por un lado está la parte artística, que le da forma al monstruo y por otro la parte de fabricación que le da vida. La idea general es la misma. La diferencia es que es otro individuo de la misma especie. Las serpientes son serpientes, pero hay serpientes distintas de la misma especie. Tienen colores y estructuras faciales distintas. Son ‘Depredadores’ de familias similares”.


John Rosengrant continua describiendo que: “En la segunda parte pudimos profundizar más en la cultura del ‘Depredador’ porque íbamos a ver varios”. Winston cuenta que: “Usamos el ‘Depredador’ original pero actualizado. Lo hicimos más dinámico que el primero. El público vería lo que conocía, pero mejorado. Como sale en más escenas, necesita una cara más viva, con más carácter”. Rosengrant prosigue: “Sabíamos que se haría la secuela y ya lo habíamos previsto. Trabajamos varios meses en la creación de la criatura. Una vez hecho esto; el resto del trabajo consiste en asegurarnos de que el traje soporta el ajetreo. Que quede bien visualmente y que Kevin esté cómodo dentro del traje. Luego manejamos la cara cuando se quita la máscara. Las cejas y las mandíbulas exteriores son articuladas. Eran los ojos del actor con lentillas. Usamos una máscara muy ceñida que se le pegaba alrededor de los ojos”. Hopkins: “Sabían que se vería más al ‘Depredador’. Ya sea en lugares oscuros o no; tenía que cuidarse al milímetro. No quieres ver a un tipo gigante forcejeando dentro de un traje de goma”.


Rosengrant: “La creación de los trajes tuvo que ser distinta a la otra vez. En la primera gran parte de las armas de la criatura formaban parte del traje en sí. Esto permitía que al ponérselo la mayoría de las veces acababa intacto. Como íbamos a crear varios ‘Depredadores’ con aspectos diferentes, acabamos acoplándole sólo las armas básicas al traje. El pecho y el arnés que sujeta las armas eran partes separadas. Les daba un aspecto más realista. Era mejor tener todas estas piezas por separado para darles movilidad. Si el personaje no tenía la armadura puesta, por tanto con el pecho al descubierto, podíamos ponerlas al fondo de la escena o se verían posteriormente. Podíamos vestirlos con distintas piezas o armaduras”.


Un elemento particularmente difícil de lograr fue la sangre que sale de la criatura. Como el mismo supervisor de efectos de “Stan Winston Studio” comenta: “Fue una tarea difícil. Era una mezcla interesante de tubos fluorescentes, como los que se usan en las fiestas Rave. Se rompen. Se meten los ingredientes en una taza y se les añade Gel K-Y. El resultado era una sangre pastosa, refulgente. Entre tomas había que mezclar más cantidad porque solo duraba un rato. En cuanto al rodaje nocturno en la ciudad, fue harto complicado. Los problemas además no han desaparecido con el paso del tiempo. El procedimiento habitual es reservar una localización e informar a la gente. Pero a los vecinos no les suele gustar que se les llene el barrio de gente; especialmente si se pasan toda la noche haciendo ruido. Rodar en la gran ciudad necesita una gran capacidad de aguante ante el acoso al que son sometidos los cineastas, a quienes les arrojan botellas llenas de pis o bolsas con heces fecales entre otras cosas. Una situación terriblemente molesta”. Como recuerda Hopkins: “Hemos limpiado callejones para rodar y hemos encontrado cadáveres bajo la basura. Había ratas gigantes por allí que necesitaban correa, eran como perros pequeños. Ahora no podríamos hacer lo que hicimos entonces. Rodamos en la calle con explosiones reales. Los helicópteros aterrizaban en la calle… algo impensable hoy en día”.


Para Gary Davis, el hombre encargado de supervisar la acción: “Una de las partes más peligrosas para nosotros fue aquella en la que la criatura se cuelga de un edificio a 60 metros de altura. Está peleando con Danny Glover, que le arranca el brazo y el depredador cae. Usamos un aparato por el que podía descender a gran velocidad, frenando de golpe antes de llegar al suelo. La escena la hizo Dave Smith, un especialista manco de San Diego. El interpretó al monstruo ese día. Nunca antes había usado ese aparato”. Sobre el rodaje de la parte en la que criatura y policía cuelgan de la cornisa, Rosengrant apunta: “Tuvo mucho valor porque estábamos en lo alto de un edificio de 13 pisos. Iba montado en un aparato. Se caía pegado al edificio. Estábamos en el tejado trabajando en esa escena y Danny estaba allí; Kevin también. Lo hicimos en la cornisa para conseguir un efecto más realista. Hoy en día no se haría así, pero nadie corrió peligro. Todos estábamos agarrados por cables para que no pudiéramos caernos. Aun así tienes vértigo al asomarte para mirar hacia abajo. Pensar que Dave tuvo que saltar desde allí me parece increíble”.


En cuanto a la parte final que transcurre en la nave del “Depredador”; el realizador señala: “Tardamos mucho en diseñar la nave que sale al final. Teníamos un presupuesto limitado. Larry G. Paull tuvo la idea de usar unos paneles de poliestireno retroiluminados. Nos pareció interesante por la historia del extraterrestre. Tenía elementos de la arquitectura Maya. Recordaba a ciertos templos de México y América del sur; donde las representaciones de los dioses parecen hombres en cápsulas espaciales. Algo así como ‘Los carros de los dioses’. Pusimos trozos de hielo seco para que pareciese un lugar muy caluroso”. En palabras de Michael Levy: “La nave espacial es muy funcional. Muy resistente. Lo mismo que el ‘Depredador’. Imita sus movimientos, su camuflaje. Es una gran combinación de diseño orgánico pero a la vez primitivo. Tiene toques aztecas además de mayas. Es un arma en sí misma”.


La inclusión de la referencia a “Aliens: El Regreso” (Aliens, James Cameron, 1986) en la nave, fue idea del propio Stan Winston. En la secuencia en que le corta la cabeza al líder de la banda jamaicana, se ve a continuación como limpia la cabeza para guardarla como trofeo; lo que da a entender que se trata de una pieza más dentro de la colección de caza de este cazador espacial. Fue algo emocionante para el equipo de efectos de maquillaje. Crearon varios esqueletos de criaturas. La cabeza “Alien” fue un homenaje al cómic “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989) que se editaba en aquella época. Un chiste privado. Originalmente la cabeza se veía en dos momentos. Al principio y al final. Cuando la cinta se encontraba en la fase de montaje el director se dio cuenta de que si se veía al principio se podría interpretar como una trama diferente; de esta forma se optó por mostrarlo solo al final e incluso se redujo su duración. No es algo en lo que se haga hincapié, simplemente se ve.


La última parte con todos los diferentes “Depredadores” fue increíblemente cara. Llegando a los cientos de miles de dólares. Al verse bien a todos los seres, hubo que crear todos los trajes y eso encareció mucho la escena. Se filmaron varias veces frente a una pantalla azul o verde, cada uno por separado. Danny Glover, que era un gran fan de “Los Ángeles Lackers”, consiguió que algunos jugadores se vistiesen con los trajes. Se necesitaban tipos atléticos que pudieran soportar el peso del traje. Hay uno más viejo que es su jefe, otros más jóvenes, de diferentes colores. El más viejo fue creado a partir del molde del original usado en la primera película. Se le modifico la cara para darle un aspecto distinto.


A pesar de que el estilo de Hopkins ha cambiado mucho desde entonces, haciendo que si la rodase ahora sería totalmente diferente, sin duda su rodaje fue una experiencia divertida para él. La película se termino en el último segundo. No hubo pases de prueba. Se tiro la copia en 35 milímetros para el estreno y aún echaba humo cuando se proyectó. Sin duda la parte más larga y complicada fue la postproducción, debido a la gran cantidad de efectos visuales que se necesitaban. Antes de la llegada de los efectos digitales, los cineastas tenían que recurrir a los efectos ópticos para conseguir lo que buscaban. “Depredador 2” demandaba cientos de planos con algún tipo de efecto que fueron logrados con el uso de las técnicas ópticas; desde las más tradicionales a las más punteras.


El supervisor de efectos visuales Joel Hynek, desvela como fueron creados algunos de los momentos más espectaculares: “Para la visión del ‘Depredador’ usamos una cámara de infrarrojos. Lo que hacemos es grabar lo que vería la criatura. También trabajamos con una cámara termográfica. Lo que hacemos es procesar las imágenes para luego colorearlas. Después se vuelven a editar y se obtiene ‘su’ punto de vista. Además la máscara que lleva el ‘Depredador’ es parte de sus defensas y armamento”.


Los planos de la aparición del ser camuflado en la azotea se consiguieron rodando con una cámara de control de movimiento robotizada, que debía hacer un picado y rodar los planos de trucaje. Primero se graba el fondo con la antena sin nadie presente. Se vuelve a rodar con un objetivo de más angular que resalta el efecto de camuflaje. Luego lo grabamos de nuevo con un tipo vestido con un traje rojo de “Depredador”. Eso se hizo en un decorado en Los Ángeles. Era un día caluroso y el actor lo pasó muy mal. Hoy en día se haría lo mismo aparte de digitalizar el movimiento del personaje. Sigue siendo más fácil usar una persona con un traje rojo, rodando la fotografía del mismo modo. Los primeros planos fueron más fáciles de hacer desbloqueando el ajuste panorámico. No usaron las rastas en el traje rojo porque sería muy costoso fundir los planos; así que no se complicaron. Usaron un traje de aspecto similar para que se entendiera mejor y no creásen imágenes con nieve. También se usó ese traje en la primera parte, al grabar al ser en la jungla verde. Usaron ese color porque frente a un fondo azul o verde se puede controlar ópticamente.


La escena del callejón con las pisadas invisibles del “Depredador” es una de las preferidas por Hynek. Se realizo de la siguiente manera: “Debajo del agua había raíles de dolly, la cual se accionaba con un ordenador de control de movimiento. La cámara estaba sobre la dolly a un par de centímetros del agua. Unos neumáticos ocultos bajo el agua se programaban desde el mismo ordenador que hacía que la cámara se moviese por el callejón. Dichos neumáticos se accionaban para que el agua salpicase. Eran tubos de cobre con unos 20 agujeros. Se accionaban por aire a presión. Se usaba un interruptor para activar y desactivar el aire, que era controlado también por el ordenador mencionado anteriormente, para que fuese al mismo ritmo que los pasos. Estaba a cierta distancia de la cámara para conseguir el mayor efecto dramático. Después se mezcla el plano del callejón con los neumáticos rodados a través de la cámara de control de movimiento junto con otros de decorado; un decorado negro, donde determinamos las marcas que pisa el ‘Depredador’ al caminar ante la cámara. Usamos una cinta de audio para sincronizar el ritmo de loa pasos. Cuando se oía el sonido debía poner el pie en el suelo. Necesitamos varios intentos hasta hacerlo bien. Finalmente conseguimos que pusiese los pies en el sitio correcto en el momento adecuado. Hay cierto margen de error humano. La escena no está toda controlada por ordenador. Se trata de sincronizar al actor con la cámara motion control. El efecto de camuflaje quedo mejor de lo normal. Como era un proceso fotoquímico, un procedimiento óptico para hacer efectos visuales, nunca obtenías el mismo resultado dos veces. Hacías una serie de planos de truca y al montarlos era ya cuestión de comprobar en cuales se veían las líneas del contorno o en cuáles no. Las chispas indicaban que el camuflaje del ‘Depredador’ comenzaba a ‘fundirse’ Se hicieron mediante animación manual y se mezclaron fotográficamente”.


La parte del enfrentamiento en el metro fue especialmente compleja para el equipo de efectos visuales porque el vagón de metro se movía. Se rodaron los planos de trucaje para el fondo, pero debido a que la cámara estaba sobre una plataforma oscilante que causaba el movimiento; fue costoso estabilizar la posición del “Depredador”. Los técnicos cogieron marcas de luz y las colocaron por todo el metro. Eran marcas de luz roja que funcionaban a pilas. Luego se detectan dichas marcas en la impresora óptica, fotograma por fotograma. Se anota su posición numérica. Se le añaden las demás imágenes posteriormente para de esa forma obtener el movimiento siguiendo los “LEDs” colocados por el vagón. Este trabajo fue uno de los primeros planos de “Tracking”que se realizaron en los tiempos de los procedimientos ópticos.


El 21 de noviembre de 1990 se estrenaba en los cines de Estados Unidos “Depredador 2”, con unos estudios “Fox” confiados en que sería un triunfo un taquilla como lo fue la primera entrega. Pero acabaron decepcionados con la recaudación final de 30 millones de dólares, muy por debajo de la primera parte. Los 26 millones de dólares recaudados en el resto del mundo alegraron un poco más a los dirigentes del estudio. Pero los planes para una tercera entrega quedaron aparcados a la vista de estas recaudaciones. Tendrían que pasar 14 años para que el depredador reapareciera en otra película, “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004), al lado del otro extraterrestre de aviesas intenciones propiedad de la “Fox”. Pero esa es otra historia que contaremos más adelante…

Escenas eliminadas:

Más que escenas eliminadas, la película incluye los reportajes completos del reportero sin muchos escrúpulos y presentador del programa “Hard Core” Tony Pope (Morton Downey Jr.), de los que en la película sólo vemos extractos. Estos reportajes están filmados como si se tratase de un equipo de televisión.

• Ciudad en Guerra: El arrollador comienzo de la película con la batalla entre policías y narcos, a través de los comentarios y las cámaras de Tony Pope, quien narra la lucha a su inimitable estilo, preguntándose dónde está el alcalde.




• Reportaje especial. De Penthouse a Slaughterhouse: Tony Pope presenta desde su estudio un reportaje especial donde las cámaras de su programa se cuelan en el piso donde los jamaicanos son masacrados por el depredador, mostrando sus cadáveres colgando con todo lujo de detalles sangrientos. Menos mal que Peter Keyes (Gary Busey) anda por allí para echar intrusos. También podemos ver el entierro del detective Archuleta (Rubén Blades).






Evolución Yautja:

Muchas de las innovaciones que Stan Winston aportó para “Depredador 2” están literalmente extraídas de los cómics de la “Dark Horse”. Si la trama de la película encuentra su fuente de inspiración en la propia secuela de papel de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987) conocida en España con el cuestionable título de “Predator: Serie Nostromo” (Predator: Concrete Jungle, Mark VerheidenChris Warner y Ron Randall, 1989) y demostraba que los cómics habrían nuevas puertas a la franquicia para que pudiera seguir produciendo secuelas de calidad prescindiendo de la figura del musculoso Arnold Schwarzenegger, la estructura del “Yautja” y los nuevos cambios aportados al armamento del alienígena bebían directamente de “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989) de una forma incluso más evidente y jamás negada por Stan Winston o por el guionista Randy Stradley.


A parte de comentar la progresión armamentística de los “Yautja” y su relación con el cómic “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989) creo que también sería prudente detenerse en otras influencias de las que se ha hablado menos en el desarrollo fílmico de los alienígenas que aparecen en “Depredador 2”. La primera faceta en la que la influencia del cómic antes citado es total sería el orden social de los “Yautja”. En el cómic se veía por primera vez parte de la jerarquía de los cazadores y como los novatos eran enviados en grupos a cazar “Aliens” y lo que pinte a diversos planeta extraterrestres. El grupo protagonista del cómic está liderado por un “Predator” de mucha más edad y experiencia, bautizado por sus creadores como “Colmillo Roto”, también se pueden ver otros “Predators” de tipo “Lider” en esta obra, como podría ser “Penacho” que es un líder antagonista de “Colmillo Roto”.


Stan Winston aplica exactamente el mismo principio en su concepción de la “Lost Tribe” (“Tribu Perdida”) y hasta muestra una nave de transporte con parte del diseño claramente deudoras de “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989) pero con un aspecto ligeramente más primitivo y tribal que la del cómic (Como si pretendiese hacer ver que sus “Lost Tribe” es una “Precuela” de las tribus vistas en el cómic). Un acierto en la concepción de la “Lost Tribe” o “Lost Predators” resulta la reinvención de la imaginería del “Lider Predator” que aquí pasa a ser un personaje más anciano y diferenciado estéticamente en relación a los novatos, conocido como “Elder Predator” (No en vano su traducción literal es “Predator Anciano”). Aunque “Elder Predator” no era otra cosa que un “Lider Predator” que parecía haber entrado en la tercera edad de su especie y el nombre del “Yautja” solo definía al personaje, finalmente el “Elder Predator” acabo por ser un tipo concreto de “Predator”, apareciendo nuevamente otro “Elder Predator” en “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004) y un año antes veíamos a otro “Lider Predator” –el “Big Red Predator”- al estilo original de los cómics en el excelente cortometraje “Batman: Dead End” (Sandy Collora, 2003). Esto es algo parecido a lo que pasó con el “Predator” del primer film que pasó de ser un personaje a convertirse en un tipo concreto de “Yautja” conocido con el sobrenombre de “Classic Predator”. Como curiosidad, tanto “Colmillo Roto” como el primer “Elder Predator” eran “Classic Predators” más experimentados y de mayor edad.


Entrando en los diseños de los jóvenes “Predators” de la “Lost Tribe” nos encontramos con que no solo en la distribución numérica y en cuestiones sociales es muy semejante a “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989). El equipo de Stan Winston cogió una idea de los cómics, aquí también es fuente de inspiración “Predator: Serie Nostromo” (Predator: Concrete Jungle, Mark Verheiden, Chris Warner y Ron Randall, 1989), la de que diversos “Yautjas” gocen de diseños diferenciados entre sí aunque con uniformes y armaduras semejantes. Pero mientras que en el clan de “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989) solo se diferenciaban, a nivel de armadura y cacos, “Colmillo Roto” y sus aprendices. Nos encontramos con que en el film absolutamente todos los miembros de la “Lost Tribe” tienen diseños claramente diferenciados entre sí. Mientras que “Elder Predator” reutilizaba la armadura del “Classic Predator” de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987). Todos los demás miembros de la “Lost Tribe” tenían otro modelo de armadura mucho más ligera y más equipada con toda suerte de juguetes mortales, el máximo exponente de este tipo de armadura es el “Yautja” protagonista de la película que nos ocupa. Concretamente los miembros de la “Lost Tribe” que llevan la armadura de novatos son estos: “Guardian Predator”, “Snake Predator”, “Warrior Predator”, “Scout Predator”, “Lost Predator”, “Stalker Predator”, “Boar Predator”, y “Shaman Predator”. Si pulsáis en los nombres de los “Yautja” iréis directamente a las reseñas realizadas sobre las figuras fabricadas por la compañía NECA, que ostenta el récord de ser la única compañía que ha fabricado figuras de toda la “Lost Tribe”. Algunos “Predators” de este clan poseen más nombres alternativos, por ejemplo el “Snake Predator” también es conocido como “Shadow Predator”, “Lost Predator” como “Borg Predator”, “Stalker Predator” como “Boar Brother”, etc, etc. Esto se debe en parte a los fans de la saga.


El “Yautja” protagonista de esta entrega es, cómo no, el “Predator” que más apodos tiene. Es conocido como “Predator 2”, “Predator the Hunter”, “City Hunter” o “City Hunter Predator”. A partir de ahora nos referiremos a él como “City Hunter Predator” que es su sobrenombre más popular junto con “Predator 2”, pero prefiero no utilizar este último nombre no sea que algunos o liéis con razón y no sepáis si hablo de la película o del personaje. El “City Hunter Predator” no solo es el verdadero protagonista de “Depredador 2” debido a la combinación entre la magia de Stan Winston y la interpretación del tristemente difunto Kevin Peter Hall (Tan esforzada como poco apreciada por gente que no ve el mérito en construir un personaje con un traje de 100 Kilos encima). El “City Hunter Predator” me sirve muy bien como muestrario del armamento y los útiles de los “Yautja” en “Depredador 2” porque es el único que usa absolutamente todas las utilidades de su equipamiento excepto el “Cuchillo Ritual”. A continuación hablaremos de las piezas que han cambiado o las que son nuevas y si es pertinente de su parecido con el cómic “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989).


Con esto aclaro que sobre la morfología del “City Hunter Predator” no pienso añadir ni una sola palabra porque todo ha sido dicho en la sección equivalente del artículo sobre “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987). Otras armas como las “Garras Retractiles”, “Pack Suicidio” o el “Efecto Invisibilidad” permanecen totalmente inalterados sobre lo visto en “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987), salvo por temas relativos al diseño. Destacar que mucha gente considera que el “City Hunter Predator” y casi todos los miembros de la “Lost Tribe” pertenecerían a una raza concreta de “Yautjas”, como podría ser la “Raza Negra” humana en relación la “Raza Blanca”, con características propias entre las que se encuentran una piel más bien marrón, pequeñas diferencias en la estructura de su doble mandíbula, o unos ojos más semejantes a los humanos que los ojos negros de pupilas amarillas que luce el “Classic Predator” de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987). Siguiendo con esta teoría el “Elder Predator” es de la raza de los “Classic Predator” y el extraño “Lost Predator” pertenecería a una tercera raza desconocida o sería una variante extraña y verde del “City Hunter Predator”. Como digo esto es puramente especulativo pero razas, clanes e incluso especies de “Yautjas” sí que han desfilado por las películas como los protagonistas de “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004) o el trío de villanos “Bad Blood” de “Predators” (íd, Nímrod Antal, 2010), de los que se hablará más a fondo en sus correspondientes artículos.


Entrando ya en el tema del “Arsenal Letal” de los “Yautjas” de “Depredador 2” nos encontramos con que “City Hunter Predator” y compañía poseen una buena colección de juguetes asesinos, no exenta de unas cuantas novedades.

• Máscara: Existen muchas máscaras en “Depredador 2” pero de la única que conocemos sus funciones es la del “City Hunter Predator”. Posee las mismas facultades que las del “Classic Predator” de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987) pero posee el visor láser que proyecta los tres míticos puntitos rojos en una hendidura en el lado izquierdo de la máscara, aunque esta innovación es puramente estética. En lo que sí que cambia realmente es en su utilidad, ahora puede ofrecer diferentes tipos de visión a parte de la visión “SemiCalorífica” del “Yautja” pudiendo detectar a oponentes que camuflan su temperatura corporal o que utilicen otros métodos para escapar del rango de visión del “City Hunter Predator”.


• Cañón de Plasma: Este “Viejo Fiable” es un compañero inseparable de todo “Yautja” que se precie. A nivel de objetivos, el cañón no ha cambiado ni lo más mínimo, ya que su función es la misma. En lo que sí que ha variado es en el tamaño, ahora es mucho más pequeño y ligero (De hecho es el cañón más pequeño visto en las películas) y su gran innovación bélica consiste en que ahora posee una torreta doble que le permite al “Cañón de Plasma” una movilidad muy superior, lo que equivale en un mayor número de posibilidades a la hora de acertar a sus objetivos.


• Disco: El nombre real de este heraldo de la muerte es “Smart Disc”, también conocido como “Disco Inteligente”. Se trata de un arma de alta tecnología que puede usarse como si fuera un arma blanca o lanzarse contra el enemigo. Sus filos cortan absolutamente todo lo que se cruza en su camino si se usa como arma de mano, sea carne, piedra, metales, etc. Lanzándolo es menos letal pero puede abatir varios objetivos de seguido y también atraviesa la roca pero con menor efectividad, si lo lanzas contra una pared se quedaría clavado en la pared si tiene un grosor considerable. Se desconoce qué tipo de tecnología usa para cortar todo de esta manera pero se cree que se trata de algún tipo de energía cortante que nos se pude percibir con el ojo humano. Para activar este arma hay que cogerla por la parte superior introduciendo la mano en las ranuras y extendiéndola, cosa que activa el disco, se verá que el disco está activado porque unas lucecitas aparecerán en su parte inferior. El disco debe su nombre de “Disco Inteligente” al hecho de que si es lanzado y no se clava en ninguna parte retorna a su dueño. El disco está ubicado en una “Disquetera” que el “City Hunter Predator” y la mayoría de miembros de la “Lost Tribe” tienen ubicada en el muslo derecho.


• Guantelete: Ubicado en el brazo izquierdo, el del “City Hunter Predator” no solo contiene el famoso “Pack Suicidio”, también poseen una especie de misil oculto “A lo ninja” pegado justamente al propio Pack. Arma que solo se puede usar una vez pero que puede sacar de más de un apuro a un “Yautja” en serios problemas. “Guardian Predator” o “Warrior Predator” son otros “Predators” que también tienen ese mismo tipo de guantelete.


• Lanza Redes: Este arma está ubicado en la rodilla izquierda del “City Hunter Predator” y no se conoce a ningún otro miembro de la “Lost Tribe” que lo utilice. Este arma hace lo que su obvio nombre indica. Para usarlo se sujeta por la parte de arriba y se apunta a la víctima. Las redes que lanza, lejos de limitarse a atrapar a su víctima, se contraen gradualmente perforando la carne de su víctima y dejándolo literalmente a cuadros. Solo el ácido molecular del “Alien” u otras armas “Yautja” como el disco puede romper la presa que hacen las redes pero ni siquiera el poderoso “Xenomorfo” sale ileso del encuentro con esta aterradora arma como se vio en “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004) y créanme, al “Grid Alien” o “Alien Rejilla” no se le llama así por nada.


• Arpón Telescópico: probablemente la innovación más espectacular a nivel de armas de combate de cuantas se pueden ver en “Depredador 2”. El “City Hunter Predator” hace uso y abuso de este arma. Se trata de un enorme arpón de aproximadamente dos metros de largo que puede replegarse hasta niveles increíblemente ridículos, siendo muy fácil de transportar. Este arpón es ideal para trinchar como un pavo al rival más duro que un “Yautja” se pueda encontrar en cualquier planeta. El “Arpón Telescópico” posee una tecnología propia muy avanzada que permite lanzarlo contra cualquier objetivo y hacer diana por muy mala puntería que tenga el “Yautja”, la función de “Auto-Apuntar” lo hace simplemente letal. Entre las prestaciones de este arpón destacan su completa invulnerabilidad a cualquier tipo de ácido, esto hace que las defensas del “Alien” no sirvan de nada contra este ingenio infernal, la capacidad de disparar sus dos puntas como si fuesen mini-cuchillas letales y una potencia de impacto tal que si se lanza a pleno rendimiento puede atravesar el acero como si fuera mantequilla. Este arma también puede utilizarse como un alabastro para pelear en las distancias cortas donde es menos eficaz y de difícil manejo pero si te da con la punta date por trinchado.


El “Arpón Telescópico” también es conocido simplemente con el nombre de lanza. Este arma es precisamente una reinvención de la lanza de combate que aparece por primera vez en el cómic “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989). Pero si la lanza del cómic convertía a un “Yautja” en una auténtica trituradora en las distancias cortas siendo más ineficaz si se lanzaba contra un objetivo, el “Arpón Telescópico” tiene una utilidad totalmente opuesta. El hecho de que en “Depredador 2” se mencione la invulnerabilidad ante el ácido del “Arpón Telescópico” es un guiño a los cómics que da a intuir que con este arma se puede cazar “Aliens”, cosa que completaría con la aparición final del cráneo del “Xenomorfo” en la pared de trofeos.


Como curiosidad, destacar que las poses que hace el “City Hunter Predator” con el “Arpón Telescópico” están inspiradas en poses de victoria y/o combate que se pueden ver claramente en “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989). La lanza del cómic y el “Arpón Telescópico” aparecerían juntas en el videojuego de recreativas “Alien vs. Predator” (1994) creado por “Capcom”.

• Pack Curación: A nivel de funcionalidad hace lo mismo que el del “Classic Predator” en “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987). Ahora este Pack no forma parte de la mochila y pasa a ser la misma mochila en una versión más comprimida. Pese a su pequeño tamaño incluye una máscara de gas, todo tipo de útiles médicos incluyendo la jeringa con la que el “Yautja” se chuta sabe Dios qué y una extraña bandeja con fuego incorporado sobre la que se deposita un no menos misterioso líquido azul que además de suturar heridas que se cree que el es mismo que en “AvPR: Aliens Vs. Predator: Requiem” (Alien Versus Predator Requiem, Colin y Greg Strause, 2007) permitía desintegrar materia orgánica si se aplicaba directamente a un ser vivo. El “Pack Curación” esta vez posee luz propia y muchísimos más cachivaches, aunque a más de uno nos quedó la duda sobre cómo puede caberle todo eso. Se supone que la citada máscara de gas está en el Pack, pero esto nunca lo he podido confirmar. La idea de la máscara de gas también está extraída del cómic “Aliens vs. Predator” (íd, Randy Stradley, Phill Norwood, 1989) pero en el cómic era creada por los humanos para salvarle la vida a “Colmillo Roto”.




• Cuchillo Ritual: Este arma es el único que jamás es utilizado por el “City Hunter Predator”. Tiene la misma función que cualquier cuchillo hecho por un humano pero como su nombre indica suele ser utilizado en ceremonias rituales, principalmente relacionadas con la victoria de un “Yautja”. Este arma también está extraída de “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989) , su utilidad en combate es practicamente mínima. En “Depredador 2” portan dos versiones de este arma solamente el “Lost Predator” y el “Elder Predator”. El cuchillo no tiene ninguna ubicación “Standard” y cambia de sitio según que personaje lo lleve o en qué película aparezca. En “Depredador 2” está ubicado a la altura de la cintura, en “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004) reside en el muslo derecho. En “Depredador 2” el “Lost Predator” lo lleva sin funda mientras que el “Elder Predator” porta una funda decorada con cráneos. El “Elder Predator” luce este arma de una forma que da a entender que pude ser algo propio de su estatus.


Curiosidades:

En el tercio final de la película, el personaje de Danny Glover llega hasta la nave que los “Predators” han utilizado para llegar a la tierra. En ella hay una sala de trofeos, donde se encuentra la cabeza de un “Alien”. Stephen Hopkins defiende que el guiño a la saga fue una aportación suya con el objetivo de mostrar que los “Predators” han dado caza a varias especies, no sólo a la humana. Aún así, en la época de la realización de la película los cómics de “Dark Horse” de “Aliens vs. Predator” (íd, Randy StradleyPhill Norwood, 1989)  no sólo se habían editado sino que estaban gozando de mucho éxito y su influencia en esta película es muy notable, como se ha visto en otras secciones.

El tiroteo del inicio se rodó durante tres días.

El guión original situaba la historia en Nueva York. Se cambió a Los Angeles para abaratar el presupuesto. La escena en la que el “Depredador” levanta la calavera en medio de la tormenta estaba pensada para ser rodada en el edificio Chrysler.

Patrick Swayze iba a interpretar uno de los papeles pero finalmente no pudo por una lesión sufrida en el rodaje de “Road House”.

El personaje de Gary Busey, Keyes, iba a ser en realidad Dutch, el protagonista de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987) interpretado por Arnold Schwarzenegger. Se cambió ante el rechazo del actor austriaco de participar en la película para poder rodar “Terminator 2: El Juicio Final” (Terminator 2: Judgment Day, James Cameron, 1991).

El personaje de Rubén Blades se llama Danny Archuleta. En “Once Upon A Time In Mexico” (Titulada en nuestro país “El Mexicano”) de Robert Rodriguez, Blades interpreta a un agente del FBI, quien hace referencia a un amigo suyo llamado “Archuleta”. Robert Rodriguez, produce “Predators” (íd, Nímrod Antal, 2010) el intento de secuela y “Reboot” (Reinicio de la saga) de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987) estrenado en 2011. Como colofón, cabe decir que el segundo asistente de dirección tanto de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987) como de “Depredador 2” se llama J. Tom Archuleta.

Bill Paxton es el único actor que puede presumir te haber interpretado a un personaje asesinado por un “Predator”, otro por un “Alien” y otro por un “Terminator”.

 Mark Goldblatt, editor principal del film, fue también uno de los montadores de “Terminator 2: El Juicio Final” (Terminator 2: Judgment Day, James Cameron, 1991) estrenada poco después. El mismo Goldblatt dirigió su segunda película en el año 1989. Una adaptación del cómic “The Punisher”.

 El diseñador de producción Lawrence G. Paull sustituyó al inicialmente previsto John Vallone, responsable de dicho departamento en la película original de Depredador, cuando este fue contratado para trabajar en la otra producción fuerte de “Fox”en 1990, “La Jungla 2: Alerta Roja” (Die Hard 2, Renny Harlin, 1990).

 Tanto los productores Joel Silver, Lawrence Gordon, Lloyd Levin y Michael Levy como la diseñadora de vestuario Marilyn Vance-Straker trabajaron en las dos secuelas de “Fox”: “Depredador 2” y “La Jungla 2: Alerta Roja” (Die Hard 2, Renny Harlin, 1990).

 Inicialmente la película iba a contar con la compañía de efectos visuales “Industrial Light and Magic”, la más puntera del mercado. Sin embargo una reducción del presupuesto hizo inviable la contratación de sus servicios aunque acabaron trabajando en “La Jungla 2: Alerta Roja” (Die Hard 2, Renny Harlin, 1990) cuando esta recibió luz verde para un aumento del presupuesto y pudo pagar los altos precios de la empresa de efectos.

 Bert Lovitt, el otro editor del filme, apenas trabajo posteriormente como editor jefe en cine. Entre sus escasos créditos está “RoboCop 3” (íd, Fred Dekker, 1993).

 Un total de 7 compañías distintas se encargaron de crear los efectos especiales y visuales de la película.

 La banda sonora se grabo en “Skywalker Sound” la división de la empresa de George Lucas especialista en sonido. La propia orquesta sinfónica “Skywalker” fue la encargada de interpretarla.

 Peter Levy, el director de fotografía, es un colaborador habitual de Stephen Hopkins y ha participado en casi todas las películas de este cineasta.

 Stan Winston volvió a reunirse con Stephen Hopkins siete años después con motivo del filme “Los Demonios de la Noche” (The Ghost and The Darkness,1997) dirigido por este último.

 Elpidia Carrillo, la chica protagonista de “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987) tiene una breve aparición como Anna. En realidad rodó una escena donde explicaba delante de unos periodistas, lo que había ocurrido en la primera parte; desgraciadamente fue eliminada del montaje final y lo único que se ve es su imagen en una pantalla, en las dependencias de Keyes.

 Morton Downey Jr. que interpreta al molesto reportero Tony Pope, tenía a finales de los años 80 un programa de éxito en la televisión americana; donde organizaba disputas y peleas en directo entre los contertulios, aunque estaba todo preparado de antemano.

 La película tuvo una adaptación al cómic en una miniserie de dos números, realizados por la editorial “Dark Horse” y dibujados por el afamado Dan Barry.

 Apenas un año después del estreno en cines, la “Fox” comenzó a desarrollar el proyecto de la versión cinematográfica de “Alien Versus Predator”, que tardaría más de 10 años en ver la luz. En 2004 El británico Paul W.S. Anderson llevaría a cabo “AvP: Alien Vs. Predator” (Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004) la tan ansiada producción.

 Esta fue la segunda y última vez en la que Stan Winston trabajo en una película de la saga “Depredador” (Predator, John McTiernan, 1987). El resto de las apariciones cinematográficas de esta criatura fueron obra de: Alec Gillis y Tom Woodruff Jr. en las dos partes de “Alien Versus Predator” (“AvP: Alien Vs. Predator” [Alien Versus Predator, Paul W.S. Anderson, 2004] y “AvPR: Aliens Vs. Predator: Requiem” [Alien Versus Predator Requiem, Colin y Greg Strause, 2007]), en “Predators” (íd, Nímrod Antal, 2010) el trabajo corrió a cargo de la prestigiosa empresa “K.N.B.

 La respuesta de la taquilla estadounidense fue más bien negativa, no fue el gran éxito que la “Fox” esperaba, a pesar de que a nivel mundial consiguió recuperar lo invertido. Otro elemento que jugó en su contra fue el negativo recibimiento por parte de la crítica; la tachaban de ser un mero despliegue tecnológico que ocultaba un guión y puesta en escena de mala calidad.

 Ya en 1994, Robert Rodríguez recibió el encargo por parte de la “Fox” de escribir el guión de otra secuela que se acercase más al espíritu de la original. El director se encontraba filmando “Desperado” (íd, Robert Rodríguez,1994) en aquellos momentos. En el guión escrito por Robert Rodríguez  a mediados de los 90. El protagonista era el personaje que Arnold Schwarzenegger había interpretado en el título fundacional. Se ambientaba en el futuro e incluía marines espaciales y viajes en el tiempo. El realizador incluyó también varias clases nuevas de “ Predators” entre ellas el “King Predator” o el “Jesus Predator”.

 El actor Kevin Peter Hall falleció en 1991. A pesar de haber interpretado a varias criaturas en distintas películas, siempre será recordado por su participación en la saga del cazador espacial. Llegó a estudiar danzas tribales africanas para meterse en la mente y el cuerpo de la flexible criatura, dándole una personalidad propia.

20 comentarios:

  1. Mario Gutiérrez M.6 de abril de 2013, 4:54

    Excelente reseña como siempre. En la sección de curiosidades donde mencionas a Bill Paxton sobre sus personajes asesinados por un predator, un alien y un terminator; técnicamente Lance Henriksen empata esta "hazaña": Charles Bishop Weyland en Alien Versus Predator, Bishop en Aliens y el Detective Hal Vukovich en Terminator... Podríamos decir que quedó fuera de servicio y sin reparación al ser despedazado por la reina alien, jeje... saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Mario Gutiérrez,

    Como bien dices la Reina Alien lo dejó para el arrastre pero no lo liquidó, Bishop podría ser reparado. Fue él mismo quien decidió que se le desconectase en la siguiente entrega, donde quedó más hecho trizas tras el accidente. Lo que si que podemos admitir es que recibió jarabe de palo de todos ellos.

    Un Abrazo, Miguel Díaz

    ResponderEliminar
  3. Hola muy buen analisis, hace tiempo que visito vuestro blog me parece muy interesante y entretenido. Solo quiero mandaros una recomendacion como lector, y es que no introduzcais tantas veces autores/año/ideas y demas, porque resulta un poco molesto a la hora de leerlo tantas veces. Por lo demas perfecto seguid asi saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los elogios. Normalmente los textos quedan más completos al introducir eso que comentas, pero si resulta molesto de leer a los lectores quizás se abrevie ese apartado.

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. City_Hunter_Predator8 de abril de 2013, 13:36

    Muy buen trabajo!!! Evolución Yautja me ha gustado más esta vez.

    No me ha gustado ¿Cómo se hizo? Me parece que en gran parte del review solo es un el director dice y Stan añade y danny dice y kevin comenta... sin que se ponga nada más. Llega a resultar muy molesto, estaba mejor estructurado el de Depredador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado nuestro trabajo. El "cómo se hizo" se basa fundamentalmente en declaracione que están llenas de datos y anécdotas sobre el rodaje, aunque quizás le faltase algo más de texto para estructurarlo. Pero creo que de todas maneras ha sido un trabajo "bárbaro".

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
    2. Lamento que no te haya gustado el "making of" City Hunter Predator. El formato de declaraciones de los responsables, en cualquier caso, es bastante más dinamico que los tochos de párrafos en plan: El equipo hizo esto y luego aquello o lo de más allá... De todas formas en el apartado de los efectos visuales casi no hay comentarios y a fin de cuentes, quien mejor que los responsables de la cinta, para explicar en sus propias palabras la realización del film. De todas formas, gracias por leernos y opinar. Para gustos colores. No nos estancamos en la misma fórmula de artículos y eso siempre tiene sus riesgos. Pero somos asi!

      Eliminar
  5. Penosa secuela. Una gran decepción. El depredador en la ciudad era una gran idea, pero se echó mucho de menos a John McTiernan tras las cámaras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque sea inferior al primer "Depredador", creo que la secuela es mejor de lo que se dijo por motivos expuestos en la reseña.

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  6. Yo siempre he pensado que esta pelicula estaba muy infravalorada al igual que alien 3 y nunca he entendido por que se ha llevado tantos palos cuando no es una mala pelicula en absoluto dejando todo esto excelente critica una de las mas completas y amenas que he leido saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. Y muchas gracias por los elogios.

      Eliminar
    2. Exacto. La fama icónica de la película de MacTiernan juega muy en su contra, cuando la película de Hopkins ofrece un gran espectáculo aunque con menos oficio que su predecesora. Gracias por el comentario y los elogios.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Sorpresas te da la vida....,buscando críticas acerca de esta peli, me encuentro con este fenomenal análisis y sus curiosidades y vericuetos varios (me encantan esos detalles en paralelo al rodaje que no se suelen airear). Bravo. Luego, mi opinión sobre la peli es que tiene un arranque vigoroso y con acción a raudales y que te seduce y quieres más de lo que te están dando (cuanto se echa en falta hoy día acción y cine hecho con oficio a la antigua....*) y que tiene momentos de auténtico cine y cine de acción (*igual que antes), pero cierto es que el final se me hizo largo y tampoco es una peli redonda y tiene sus flaquezas, pero te da lo que buscabas con creces, ojalá hiciesen peliculas de acción (y tampoco necesariamente de acción.... ) hoy día la mitad de buenas que te dejan ese regustillo de buen CINE, que mientras algunos hacen películas, otros hacen CINE. Se está perdiendo el oficio por el beneficio....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por su comentario y me alegro mucho de que haya disfrutado con su lectura. Nos gusta ver que tiempo después de hacer este artículo todavía siga viniendo gente a visitarlo y disfrutarlo.

      Eliminar
    2. Hombre Mike Donovan,

      Lo bueno de hacer estos trabajos es precisamente que quedan en la red hasta el infinito, quien lo busque lo encontrará. Siempre es de agradecer que entre más gente a comentar.

      Un Abrazo, Miguel Díaz

      Eliminar
  8. Muchas gracias por tu opinión y comentario, Depredador de pipas. Su última anotación "se está perdiendo el oficio por el beneficio", casa perfectamente con el estado actual del cine de Hollywood, especialmente en el ámbito de la acción. Por eso, hoy más que nunca, se reivindican los viejos artesanos de la Serie B y la falta de prejuicios de décadas pasadas.

    Gracias por leernos.

    ResponderEliminar
  9. Wauw¡¡ Vaya trato...., se nota que le ponéis cariño y dedicación, ya que tratais a la gente como si estuviera en su casa, me tomo la licencia de cogerme unas aceitunas, me pongo cómodo y que menos que comentar algo más. Mike Donovan no es por dar jabón e ir de majete, lo he dicho sinceramente y a pecho descubierto, pero si te gusta el cine..., con aquella época que te marca como a muchos para lo que ha venido hasta hoy...pues si, he disfrutado con vuestra crítica y el resto de los datos. Además me han enseñado otra cosa que es verdad total..., el tal Robert Davi que mencionan....¿? Robert Davi¿? ¿Quién? Lo busco....PUM¡¡¡¡ Claro¡¡¡ El mítico cara picada (con cariño), la cara igual, con injerto de pelo, pero la cara esa de malote mafiosillo ahí sigue (la de cheques que se habrá ganado gracias a ella...), secundario que da lustre , y que cuando aparece junto a las estrellas hace que brillen más...Crack. Y Dani R., ¿cuántos títulos de películas de aquella época de acción y de ciencia ficción nos salen sin pensar mucho, y no necesariamente las TOP...?, a kaskoporro y de carrerilla. Yo a día de hoy, haciendo un esfuerzo, del siglo XXI me cuesta sacar títulos...(y los hay por supuesto), pero hoy es mucho ordenador y poco artesano del cine queda, se te queda un regusto entre los labios amargo....falta de ideas dicen, mentira, funcionan como una fábrica y queda todo mal rematado y con defectos y con guiones flojísimos....Van a hacer otra de Mad Max..., con Charlize Theron ¿? (guapa y tal, pero te esperas algo más golf@) y sin Mel Gibson¿?¿?¿?¿? (como falta Mel hay que ir sobre seguro y poner algún gancho, aunque no pegue ni con cola), miedo me da que gasten la enésima bala de otra mítica saga...ahí están las de Indiana Jones, La jungla de Cristal, Rambos, Rockys, etc, oportunidades desperdiciadas por los mitxelines que tiene el cine que hacen hoy en Hollywood, eso con todos los avances de hoy día y tal (por mí que se los queden, prefiero los artesanos de antaño, el efecto que conseguían sobre el espectador era superior). Y ya, fin, que me alargo, recojo mis zapatillas de andar por casa y me voy....¡¡¡pero volveré!!!!.

    Gracias por el trato, así da gusto, te puede gustar el contenido más o menos de los blogs, pero el trato aquí es de hotel 5 estrellas. Feliz 2015 a todos que ya va tocando escampar el nubarrón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues efectivamente, lo cierto es que esa época ha marcado a buena parte de los que escribimos aquí y continuamos disfrutando de las películas surgidas en esos años, lo cual no impide que tengamos espíritu crítico para tratar de evitar fanatismos. También nos gusta tener interacción con los lectores (aunque en este caso conteste algo tarde) para conocer su opinión sobre lo que vamos publicando. Robert Davi es, desde luego, un actor cuyo rostro característico ha contribuido a ser uno de los secundarios más reconocibles de, precisamente, la época de "Depredador 2". La última película en la que intervino fue "Los Mercenarios 3", donde era de los pocos que se salvaban de la quema pese a lo poco que aparece su personaje.

      Muchas gracias por su muy extenso y detallado comentario. Casi tan grande como el artículo. Y feliz año 2015.

      Eliminar
    2. Pues fíjate que a mí, al menos por lo visto en el tráiler, me parece que el reboot de "Mad Max" mantiene ese regusto ochentero a pesar de la inclusión del inevitable CGI. Además el director es el mismísimo George Miller, por lo que la cosa promete y más hoy que he leído que el remake de "Poltergeist", ademas de innecesario, va a ser una especie de terror para niños, según palabras de su protagonista Sam Rockwell.

      Eliminar
    3. De hecho la nueva "Mad Max" está siendo la película más esperada del año por mucha gente que conozco. Incluso más que la nueva "Star Wars", que ya es decir. En cuanto al nuevo "Poltergeist", lo único que me produce el nuevo "remake" es una pereza espantosa.

      Eliminar